miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡San Silvestre, Meigas fora!


Al sentir la magia, las mariposas y toda la tristeza que, ello me producía, dudé, todo en mí, fue duda. Ante tanta incertidumbre, “estar enamorada” era la única certeza.

Un solo hecho: nosotros, podríamos ser, la pareja perfecta; ¡pluscuamperfecta! Porque lo sé, porque nadie antes, ni alguien después, podrá entender nuestra hermosa locura.

También sé porque lo sé, que si no puede ser, no será. Pero permíteme dudar, al fin y al cabo, dudar, es mi obviedad.

De pronto un día, alguien, me propone que, te haga un amarre y, yo me rio, quizá, porque no creo. ¿Qué mayor hechizo para el amor que amar?

Si no puedes amarme, no me amarás. Si mi amor no te basta, si mi amor no me salva, si mi amor no te trae hasta mí, hasta mis alas y mis pies. No quiero: conjuros, ni hechizos, ni amarres, ni lazos, ni siquiera algún brebaje.

El único amarre deseable, nuestros brazos

El único lazo querible, nuestras manos

El único brebaje besable, nuestras bocas

El único conjuro amable, nuestra risa

Que puedo decirte, amor, que tú no sepas, que yo no desee. Compartir extraños pensamientos, con los que alimentamos, a nuestra mente inquieta. Y acompañar silencios, ellos conforman, el mejor desconxuro contra las meigas.


4 comentarios:

Luna dijo...

Gracias por este precioso regalo de Pessoa, querida Mararía. Me gustaría corresponderte con algo parecido, si me lo permites:

"Luce un día de lluvia clara que me ahoga los ojos en luz empañada. Abro hasta las contraventanas de crital. Y el aire fresco me humedece la piel caliente. LLueve, sí, pero, aunque sea lo mismo, ¡es al final tan menos! Quiero refrescarme, e inclino el cuello ante la vida, como ante un yugo inmenso."
(Sé que puede parecer triste, pero es precioso).

Te deseo lo mejor para el año que empieza...Bss

ATIARCAR dijo...

Otro,pequeño, regalo.

...cuando llegó con su mirada tierna y su voz pausada, lo supo. Era su amor, llegaba para quedarse, sin saber muy bien hasta cuando. Nada importaba, esta allí y mañana no importaba.

Un abrazo de los de XXL y mejor y más solidario 2009.

Dulce dijo...

mar con los ojos cerrados es amar como un ciego. Amar con los ojos abiertos tal vez sea amar como un loco: es aceptarlo todo apasionadamente. Yo amo como una loca" Margarite Yourcenar.

Mararía dijo...

Gracias a todos...les deseo lo mejor

¡San silvestre, Meigas fora!