domingo, 14 de diciembre de 2008

Mis pies


Sin embargo...
Me gustan mis pies
Porque reflejan lo vivido.
Me gustan mis pies
porque nunca están cansados.
Me gustan mis pies
porque muchas veces han tropezado.
Me gustan mis pies
porque me llevan lejos, a pesar de mi indolencia.
Me gustan mis pies
porque saltan, corren, brincan.
Me gustan mis pies
porque saben bailar y seguir el compas.
Me gustan mis pies
porque han viajado, han taconeado, han explorado
Me gustan mis pies
porque pisaron la Catedral de Santiago.
Me gustan mis pies
porque a ti te gustan.
Me gustan mis pies
porque como fetiches, los has adorado.
Me gustan mis pies
porque te han acariciado, mucho más que mis manos.
Me gustan mis pies
porque los has besado.
Me gustan mis pies
En fin… Aunque ahora estén hinchados.

4 comentarios:

Riforfo Rex dijo...

Una especie de "Yo a mi cuerpo" pero restringido.

Luna dijo...

Los pies nos sostienen.
Las manos nos permiten dar.
Juntos forman el inicio y el final de nuestra estructura externa.
Son el extremo de nuestro continente llamado cuerpo.
Son los tapones que permiten que nuestro contenido se mezcle adecuadamente.
¿Pies...manos?..¿Acaso ambos no tienen dedos?

Dulce dijo...

Acaso unos no pueden estrujar y destruir y otros pisar y mandar lejos de una patada??? Acaso unos no pueden acariciar y recoger y otros hacer cosquillas y calentar???
Según para qué y en que momento, pero siempre están ahi, por si mismos, por nosotros mismos, por ellos mismos, y no por nadie más. Cada uno con los suyos.
Yo tapé anoche los mios, no quería compartirlos.

Mararía dijo...

Riforfo: algo así...

Luna: tapones??

Dulce: umm se me olvidó que: me gustan mis pies porque dan puntapiés jejejeejej que gusto a veces, patearle a alguien el culo!!!!
shhhhhhhhhhhhh no se lo digan a nadie...

gracias a todos por las visitas