miércoles, 29 de octubre de 2008

Dedicado a ti



Nunca podré explicarte con palabras todas las puertas que abriste dentro de mí, puertas atrancadas por años. Curioso: tu dolor parte precisamente de todas las que cerraste.

Ya no distingo entre lo real y lo soñado. No sé si eres de verdad o te imaginé a mi conveniencia.

Todo lo que leo entre las líneas de tu tristeza es que sigues amándola, y esto, precisamente esto, es lo que me toca el alma. Me hace tener esperanza en el ser, en que eres como te pensé.

Me abriste apenas tus ventanas, dispersando tu placer, salpicando algo que no sé como llamarlo.



Lo prometido es deuda. Feliz Machín

7 comentarios:

Dulce dijo...

A veces las palabras se quedan cortas, pero las tuyas seguro que le llegan a quien las dedicas porque sabes poner en ellas el alma.

Mararía dijo...

A veces sobran las palabras...pero hay que cumplir siempre las promesas.
Que “obras son amores y no buenas razones” que diría el otro


Gracias, dos besos

Dulce dijo...

Me estoy preocupando, te ha comido a lengua el gato??? Se te echa de menos!!!

Pejooe dijo...

Gracias en serio, no pensé que... bueno, gracias, de verdad.

:-P

Mararía dijo...

Dulce: casi casi, gracias por todo y sobre todo por echarme de menos!!!!!!

Dos besos

Mararía dijo...

pe...te lo mereces seguro, ja ja ja pero no pienses o no saldremos de la puñ...crisis

Luna dijo...

Te explico con tus palabras (con tu permiso las utilizo), que no sé ya que es real o soñado, que eres como te pensé y que abriste los candados de tu ventana.
Pero a pesar de ello, te has ido y pareces no querer estar. ¿Habré soñado que existías o es que sin darme cuenta has echado la llave?...

"Mi propio sueño me castiga"...diría Pessoa