martes, 26 de octubre de 2010

Crónica literaria en rojo

No quedaban libros… primero fueron los cazadores de letras y luego aquella loca mujer, despechada, en su delirio, acuchilló a todas las que se salvaron.


2 comentarios:

claudia dijo...

volverán...

Mararía dijo...

siempre vuelven las muy perras... (Estas queridas perras negras).

Abrazo y gracias por pasarte y comentar