miércoles, 2 de septiembre de 2009

Te voy queriendo, pero de apoquito.

Hoy he decidido escribir desde la frialdad, como me pidió mi maestro y vienes repitiéndome tú, desde que me lees. Y es curioso, porque en realidad lo que te interesa saber es lo que siento.
Fríamente, me parece que me repito o te repites una y otra vez. Las palabras se nos agotan, se nos escapan, se nos licuan en la boca. S
e nos cansan: la boca de hablar, los dedos de teclear y la cabeza de soñar.
Las cosas pasan porque tienen que pasar, seguramente, sin buscarnos nos encontramos y -te repito- ese fue el día de la suerte.
Centrándome en ti, únicamente en ti. Ya sabes que me disperso, me despisto, me disgrego…Te digo:
No soy de pactos más que nada porque los contratos están para saltarlos, romperlos, violarlos…Si no recuerda el “único” (de qué nos valió).
Pero, acepto el compromiso de que me vea en ti, de que te veas en mí... De que me hagas feliz, de hacerte feliz.
Ahora te digo: no puedo evitar poner cara de boba cada vez que te leo, cada vez que te oigo, cada vez que te sueño.
Cómo te decía, como te iba diciendo: Hoy he decido escribir desde la frialdad.

11 comentarios:

Riforfo Rex dijo...

¡Oh!, gracias, me sientomuy halagado. (como "carta abierta" me la apropio personalmente. me viene muy bien para la reincorporación laboral)

Puri Santana dijo...

Bueno guapa,entremos en razones.
Para empezar: ¿a los pies de quién se rinde tu inteligencia? ¿Desdes dónde se sitúa tu espíritu para desfallecer ante qué amor tan imposible? ¿ A quién lees que tanto admiras? ¿Tagore, Kafaka, Amos Oz, Carver, Capote...?
Si es ficción, bueno, vale, pero es que todo esto me suena a derrota.¿Qué quieres que te diga?

Puri Santana dijo...

Perdón por lo de "Kafaka" me refería a Kafka.

Lunática dijo...

Este "Te voy queriendo, pero de apoquito" tiene tu sello personal indiscutiblemente. Sé que siempre cuando leemos algo, la tendencia es a pensar que es personal, que está relacionado con algo que le está ocurriendo al autor en ese momenteo (principalmente si conocemos al que escribe), por eso, yo me resisto en lo de personalizar los textos, pero no en lo decirte que nunca, nunca (o jamás como ese personaje que tanto te gusta) debemos de depender de otros (autores, personas, libros, etc...) para ser felices y, por favor, si escribir desde la frialdad te lleva a textos como éste, no dejes de ser "fría".
Bs.

Max E.G.B. dijo...

... esa cálida frialdad... jajajaja!!!

Anónimo dijo...

Desde mi humilde visión de no entendido, desde la lectura quizás entre líneas o tal vez sacadas de palabras sueltas, más que frialdad, leo... rabia, rencor, impotencia. La fina linea del amor y el odio.

Pejooe dijo...

Es deliciosa la frialdad del enamorado, me recuerda a cuando uno es niño e intenta disimular su felicidad bajo una cara de enfado. Al enamorado, al trillado y vencido por la química atontadora del amor, no se le puede exigir frialdad, por que el solo hecho de pensar en la otra persona hace que un torrente de emociones a 400 grados le achicharre el cerebro y le ponga de nuevo a volar, a hacer castillos en el aire.

Tiempo sin leerte, me gusta mucho lo que has escrito, has cambiado formas y maneras, no?

Un beso enorme desde el país de nunca jamás

Mararía dijo...

Capitán: me encanta animarte en lo que sea, no sabes la de veces que lo has hecho tú con un simple comentario. Gracias, gracias, gracias.

Mararía dijo...

Puri: usted ya sabe, pero si esto te suena a derrota jamás la derrota fue tan dulce!! je, je, je

Lunática: lo de mi sello personal me gusta, me gusta...intento jugar, ser fría, pero no me sale, quizá porque estoy más viva que nunca o es qué jamás había estado muerta.

Anónimo: "rabia, rencor, impotencia" pues no lo sé; mi intención era la de jugar con el termino “frialdad” para confesar lo que va naciendo en el corazón (congelado) de alguien que se va enamorando de apoquito.

Mararía dijo...

Max: cómo me conoces!!! ja, ja, ja

Mararía dijo...

Pe...: siempre entiendes mis metáforas, se te echa de menos desde estas ínsulas, espero que Madrid te cuide. De verdad te parece que he cambiado las formas y las maneras? Bien entonces, espero que sea para mejor.

Dos besos igual de enormes para ti Pe...Campanilla sigue aquí cuidando nuestro país (el de nunca jamás).