miércoles, 23 de julio de 2008

Catwoman




Me dejas solo todo el santo día, oigo la llave, mi corazón se agita, salgo a recibirte, tu pasas... protestas de como está la casa, lo mal que huele. Me cambias la arena, me pones la comida, el agua. Yo te ronroneo... con mi cara de perro:
- ¡anda hazme un quiero!
-¡NO QUIERO!
-¡MIAUUUUUUUUUUU!

4 comentarios:

Pejooe dijo...

Ese gato tiene un futuro circense brillante, hay que ver que estético queda en el aire...

Sila de al lado de antifaz y cara de velocidad eres tú.... ehm.. pues nada, encantado y esas cosas

Mararía dijo...

¡Que inteligente! carajo, con perdón,
que bien entiendes las metáforas...


Muchas gracias por tu visita… para mi es un honor

Carlos de la Fé dijo...

Me dejas todo el día fuera. Meto la llave en la cerradura y el corazón se me cae a los pies y la casa se me echa encima. Menos mal que el puto olor a gato sirve para disimular los aromas del pasado.

Te cambio la arena, me quito la ropa, te pongo comida, me pongo un whiskie.

Me ronroneas. Te ladro.

- ¡Muérete o mátame!
- ¡Seguro, qué voy yo a meterme en cosas de humanos!

Mararía dijo...

Don Carlos es usted el p...amo

gracias por su visitas se agradecen